La planta valenciana se beneficia del reparto de la carga de trabajo en Europa

La planta valenciana se beneficia del reparto de la carga de trabajo en Europa

J. L. Z.

La factoría de Almussafes ha logrado la nueva furgoneta Transit Connect después de que la instalación española -con mejores niveles de productividad- se impusiera en el proceso de selección a la planta rumana de Craiova, según reconoció el presidente de Ford Europa, Stephen Odell. La multinacional del óvalo espera aumentar la productividad de las plantas, así como mantener la flexibilidad de producción de cara a los próximos lanzamientos. Los nuevos planes de fabricación incluyen a los centros de Valencia; Saarlouis y Colonia en Alemania; Craiova en Rumanía y Kocaeli, en Turquía. Los planes de reorganización incluyen que el C-Max que se realiza en Valencia no se exportará a Estados Unidos, tal como estaba previsto inicialmente.

La fábrica de Saarlouis, que produce la gama completa del nuevo Ford Focus, hará el nuevo Focus eléctrico desde finales del próximo año. La alemana fabricará también la generación de Ford Focus que seguirá al actual modelo en el futuro. Saarlouis contratará a 150 nuevos empleados para cubrir las necesidades de producción de los nuevos modelos, incluido el Ford Focus Eléctrico. También en Alemania, Colonia ha sido designada para producir el rediseño del nuevo Ford prevista para el próximo año así como la nueva generación del nuevo Fiesta. Colonia también producirá la nueva versión del motor 1.0L Ecoboost de bajo consumo desde finales de este año. Y añadirá 50 nuevos puestos de trabajo.

Ingeniería en Turquía

En Craiova (Rumanía), Ford producirá el B-Max desde principios de 2012 y un segundo modelo del segmento B en el futuro, así como la nueva versión del motor de pequeña cilindrada 1.0L Ecoboost de bajo consumo, previsto para principios de 2012. Ford ha reconfirmado su compromiso de invertir 675 millones de euros en la modernización de la planta que permitirá a Craiova alcanzar los máximos niveles de productividad y competitividad propios de Ford, hasta ahora bajos. La planta de Otosan en Kocaeli, Turquía, producirá un nuevo vehículo comercial ligero y la próxima generación del Transit. Ford Otosan continuará suministrando ingeniería para la fabricación del nuevo Transit Connect en España.

Costes logísticos

Respecto al futuro del sector, desde el cuartel general de Ford en Europa se confía en la gama de los vehículos diesel, así como en el auge de los vehículos híbridos y eléctricos enchufables, que podría suponer una cuota del 10 % en los programas de producción de la empresa durante la próxima década. Ford Europa vende en medio centenar de mercados y en sus fábricas trabajan 66.000 trabajadores. Si se incluyen las empresas mixtas con otras firmas del sector la compañía del óvalo trbaja en 22 instalaciones. A vueltas con la falta de infraestructuras ferroviarias competitivas en la Comunitat Valenciana, los dirigentes de Ford reconocen la necesidad de impulsar el corredor mediterráneo para mejorar la competitividad de la planta de Almussafes. “Los costes logísticos representan el 10 % de los costes totales de producción -puntualizaba el director de Fabricación Ford España, Antonio Adés- por lo que es necesario pedir una mejor en las infraestructuras ferroviarias, tal como ya tienen plantas del automóvil en Cataluña”.