Las marcas alemanas concentran las ventas de coches de segunda mano

Las marcas alemanas concentran las ventas de coches de segunda mano

Mientras los concesionarios españoles venden una media de siete automóviles a la semana, frente a los once vehículos que comercializaban antes de la crisis -entonces el número de concesionarios era mayor-, las ventas de vehículos de ocasión han experimentado un crecimiento del 3,3 por ciento en los diez primeros meses del año, hasta alcanzar las 1.385.000 unidades. La razón que explica el auge de este segmento de negocio no es otra que la galopante crisis que atenaza al consumo privado.

El dato supone que la relación de ventas entre vehículos de ocasión y nuevos ha alcanzado valores de 2 a 1, según datos del IEA para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), acercando al mercado español a otros de mayor tradición como el británico.

De esta forma, las ventas de turismos de segunda mano entran en la recta final del año marcando un signo positivo, desmarcándose así de la senda bajista que viene caracterizando al mercado de vehículos nuevos, con un retroceso del 19,7 por ciento hasta finales octubre y uno de los volúmenes más bajos de los últimos veinte años. El dato de octubre, además, supera de largo los 820.000 turismos que los fabricantes esperan colocar en el mercado doméstico al término del presente ejercicio.

Fortaleza alemana

Las preferencias a la hora de renovar el automóvil son muy claras y apuntan al mercado alemán, caracterizado por la calidad de los productos que ofrece y la seriedad de sus compraventas, aunque cuestionada últimamente por la irrupción de intrusos en el negocio (falsos importadores que alteran la historia del vehículo para aumentar su valor).

La marca más buscada por los automovilistas españoles es BMW, seguida de Mercedes Benz, Audi, Volkswagen y Renault. La firma bávara lidera igualmente el mercado de segunda mano en Bélgica, Francia e Italia, mientras Volkswagen es el fabricante preferido en Austria, Alemania y Holanda.

Según un trabajo realizado por AutoScout24 entre los siete principales países europeos, España rompe moldes porque no sólo es el único en el que Mercedes-Benz asciende hasta el segundo puesto de los más deseados, sino que además se da la circunstancia de que la excepción al dominio alemán no proviene de una marca nacional -como sería el caso de Seat-, sino que corresponde al quinto puesto de la marca francesa Renault.

‘Golf’, el más deseado

Atendiendo a modelos las preferencias de austríacos, belgas, franceses, alemanes, italianos, holandeses y españoles son plenamente coincidentes, porque todos ellos apuestan por el Volkswagen Golf en sus distintas versiones, un modelo que fue lanzado hace cuarenta años. La segunda posición de los modelos más deseados se la disputan BMW (320) y Audi (A4), la tercera Volkswagen (Passat) y Audi (A3); la cuarta Audi (A6 y A3), BMW (320) y Opel (Astra), mientras que la quinta y última la comparten el BMW 318, con el Renault Clio y el Volkswagen Polo.