Los motores EcoBoost de Ford permiten reducir el gasto en gasolina pese al mayor precio del carburante