Los parques industriales exigen a la administración más infraestructuras y un mejor mantenimiento de los polígonos

Los parques industriales exigen a la administración más infraestructuras y un mejor mantenimiento de los polígonos

Valencia, 21 de junio.- La Jornada ‘El futuro de las áreas industriales’ ha abordado en una de sus mesas de trabajo las infraestructuras que dan servicio a los parques y polígonos y su mantenimiento. “Una asignatura pendiente”, según los organizadores de este encuentro, la Asociación de Parques y Polígonos Industriales de Almussafes (APPI-A) con el apoyo de FEPEVAL, que reunió ayer en la Marina de Empresas a más de 200 empresarios.

En esta ocasión, la mesa ha estado dirigida por Nieves Montoya, coordinadora de Banca Empresa de Caixa Popular y en ella han participado el gerente de FEPEVAL, Diego Romá; el alcalde de Almussafes, Antonio González; el secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira, y la directora de Innovación de NASUVINSA, Idoia López Madariaga.

mesa de trabajo infraestructurasTras una breve explicación de la excelente relación de Caixa Popular con las empresas, sobre todo, a través de su producto Banca Empresa, Romà, gerente de de la Federación que aglutina a los principales polígonos industriales de la Comunitat, abordó gráficamente una problemática común a muchas áreas industriales valencianas por la falta de inversiones, de mantenimiento y de los cuidados más básicos como iluminación o limpieza.

Problemas, ha dicho, que se deben, por un lado, a la despreocupación de la administración local “porque las empresas no votan”; a la abundancia de estas zonas industriales, 700 en la Comunitat; a la falta de planes de emergencia y a la ausencia de normativa referente a los polígonos y de personal en las diferentes administraciones que se encarguen únicamente de la gestión de las áreas industriales.

Y, además, la falta de infraestructuras adecuadas que den servicio no sólo a las empresas sino también a los empleados. Más allá del Corredor Mediterráneo ferroviario como instrumento clave para mejorar la competitividad de las empresas, en esta mesa específica se abordaron cuestiones como los accesos a los polígonos de los propios trabajadores y se puso de manifiesto que pocos tienen un servicio de transporte público.

En ese sentido, el alcalde de Almussafes aseguró que viene reclamando un apeadero a ADIF de la línea de Cercanías en el polígono que dé servicio a los miles de trabajadores que acuden cada día a sus instalaciones.

En la mesa participó también Josep Vicent Boira, secretario autonómico en la Conselleria de Obras Públicas, quien destacó el consenso que existe a la hora de reivindicar infraestructuras que mejoren la logística y la conectividad de las empresas valencianas, un aspecto clave para mejorar su competitividad. Aprovechó también para reclamar la construcción del Corredor Mediterráneo que le daría sentido, dice, a todas las actuaciones que se están llevando a cabo desde la Generalitat como la reactivación del parque industrial Parc Sagunt.

Ordenación del territorio coordinada

Se abordó también la situación actual de los polígonos que responde en parte a una descoordinación en la planificación y ordenación del territorio. Romà fue muy claro en ese sentido: “durante años, se ha construido sin ton ni son”.

En ese sentido, López Madariaga, desde Navarra, señaló que se están enfrentando ahora a ese problema en el que cada municipio ordena su suelo industrial sin una visión de conjunto y explicó que, desde su punto de vista, es necesaria una coordinación que permita analizar lo que ya existe y ver qué se puede reutilizar en lugar de construir nuevos espacios industriales.

Boira también se refirió a esa falta de visión de conjunto a la hora de ejecutar obras y apostó por una mayor coordinación y planificación que, dijo, es lo que se está realizando ahora desde la Conselleria con los planes metropolitanos.

Lo cierto es que la mesa de trabajo puso de manifiesto las importantes carencias que en infraestructuras y mantenimiento adolecen los polígonos, consecuencia de una mala planificación pero, también, de años de recortes presupuestarios en su conservación. Carencias que desde FEPEVAL esperan que se resuelvan en un futuro con instrumentos como la nueva ley de modernización de áreas empresariales anunciada por la Conselleria de Economía.

Como dijo Romà, “sólo esperamos que de lo que se recauda con los polígonos se invierta algo más en ellos” pues la falta de mantenimiento y adecuación, no sólo complica la llegada de inversión privada sino que “lastra la competitividad” de las empresas que ya están instaladas en ellos.