Nissan se plantea adelantar a 2013 la producción de su nuevo modelo

Nissan se plantea adelantar a 2013 la producción de su nuevo modelo

PATRICIA G. ROBLEDO / ÁVILA Nissan podría adelantar a finales de 2013 la producción del nuevo modelo de vehículo industrial ligero en la planta de Las Hervencias, en Ávila, según anunció ayer en la capital abulense el director de Operaciones de Motorización y Vehículos de Nissan en España y responsable de la planta abulense, José Luis Sanjoaquín, si bien la compañía nipona mantiene el 2014 como fecha para iniciar la producción. El adelanto podría producirse si el mercado se recupera, porque «realmente es un proyecto de futuro». Sanjoaquín se reunió ayer con el vicepresidente segundo y consejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, en una reunión de seguimiento del Plan Industrial «Avila Challenge» de Nissan, firmado en mayo de 2010 con el Ministerio de Industria, la Junta de Castilla y León y los sindicatos. El consejero de Economía señaló que «las cosas van muy bien, están trabajando muy seriamente en las inversiones» y en el nuevo «vehículo ligero industrial, en motores -que comenzarán a montarse este año en la planta abulense-, en un conjunto de inversiones que se sitúan en torno a los 130 millones de euros». «Se están dando pasos muy importantes para confirmar todos los proyectos industriales, para que sean una realidad en los próximos años», añadió. Antes de comenzar la reunión, Sanjoaquín señaló que, a principios del mes de marzo, Nissan ha obtenido la primera autorización del proyecto de producción del nuevo modelo, y «estamos trabajando para cumplir nuestro compromiso de lanzarlo en 2014», aunque esta fecha podría adelantarse algunos meses. Ese primer hito, explicó Sanjoaquín, es «la aprobación para continuar con el proyecto y con los estudios, y el segundo llegará en la segunda mitad del año, cuando se aprobará definitivamente el proyecto». También se abordó el efecto del terremoto y el tsunami en Japón en la planta abulense. Al respecto, José Luis Sanjoaquín señaló que las consecuencias «no están del todo claras, pero puede tener su influencia», aunque tienen confirmado el suministro para las próximas dos o tres semanas. En cuanto a las perspectivas de la planta para 2011, aseguró que «los planes son superiores ligeramente a los de 2010», pero se encuentran a la espera de que pueda quedar afectada temporalmente la producción por el terremoto, que ha afectado a varias plantas suministradoras de Nissan. Antes de reunirse con los responsables de la planta de Nissan en Las Hervencias, Villanueva visitó las instalaciones de otra empresa abulense, Desarrollo de Sistemas Tecnológicos Avanzados (DTSA), «una compañía que diseña, fabrica e integra sistemas de iluminación con tecnología LED» y con la que la Junta ha trabajado dentro de los planes de desarrollo industrial de Ávila.