Renault confirma otro motor para Valladolid y la buena marcha del Twizy

Renault confirma otro motor para Valladolid y la buena marcha del Twizy

Isabel Jimeno Los «negros nubarrones» que amenazaban hace dos años y medio al sector de la automoción y ponían en jaque el futuro en Castilla y León de una factoría tan importante como Renault se han transformado ahora en un cielo reluciente y despejado como el que ayer lucía en Valladolid para recibir al presidente de Renault España, Jean Pierre Laurent, para anunciar las buenas nuevas para las plantas de la multinacional del rombo así como el halagüeño futuro que se prevé a tenor de los resultados. «Buenas noticias» para la planta de Motores y también para la de Montaje en la capital del Pisuerga, en la que la gran apuesta, el Twizy, ya está teniendo una gran respuesta incluso antes de llegar al mercado. El vehículo eléctrico está siendo acogido con «mucho éxito» en los salones en los que es presentado y ya cuenta con 5.000 pre-reservas, según destacó Laurent, quien aseguró que «es previsible» que «fabriquemos más» de las 20.000 unidades inicialmente previstas. De hecho, según anunció, aunque la planta está diseñada para que un turno se produzcan los 20.000 coches planificados, «estamos en disposición» de abrir dos o incluso tres turnos de trabajo si la demanda lo requiere. Y quien ha cogido una excelente velocidad a tenor de los resultados y las previsiones es Motores, una fábrica «estratégica» para el grupo tanto en España como a nivel mundial —de aquí salen el 40 por ciento de los motores Renault de todo el mundo—, «dinámica e innovadora» que «tiene garantizado el futuro», subrayó Laurent en pleno corazón de la cadena de producción y tras visitar con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y otros responsables políticos las instalaciones. A los tres motores que ya fabrica, se unirá uno más en doble versión: el H5 de cuatro cilindros —ya previsto en el Plan Industrial acordado con el Gobierno central y Junta— y de tres. De «gasolina, turbo, de muy bajo consumo —menos de cuatro litros—, reducidas emisiones —prevé reducir las actuales de sus homólogos en un 30 por ciento y quedarse por debajo de los 100 gramos de CO2— y una potencia muy buena», el H5 permitirá incluso mejorar las previsiones de Renault. Según destacó Laurent, el compromiso inicial de producir 150.000 unidades al año puede llegar a «triplicarse». En conjunto, tras el incremento del 25% en la producción en 2010, llegando a 1,2 millones de motores, para 2011 esperan una nueva subida del 20% gracias en parte también a los acuerdos con otras marcas. Por su parte, Herrera destacó la importancia de este crecimiento, sobre todo, en el empleo, con la creación de 330 puestos de trabajo, y llamó a las empresas a seguir el «ejemplo» de Renault y «no tener miedo» a la innovación y la exportación para salir «fortalecidos» de la crisis. El presidente alabó que la compañía gala haya logrado convertir «los retos» de hace dos años en «oportunidades», gracias, en parte también al «esfuerzo» de los trabajadores.